Home

noel perpiñá

LIBRO I

CAP I. UN NUEVO HOGAR

Hacia el 5500 a de C.

En algún lugar al noroeste de África, en el Marruecos actual.

El disco solar había aparecido y vuelto a desaparecer en multitud de ocasiones desde que Eor y su familia, partieran de su poblado en el interior de la cordillera de Atlas, para emprender aquel largo viaje que debía llevarles hasta la costa. Y ahora, tras tantas jornadas de dura marcha, tenían ante sí aquel prodigio del que tanto habían oído hablar y que jamás imaginaron llegar a contemplar con sus propios ojos.

El océano.

Aquello marcaba el último tramo del viaje que comenzara hacía ya muchas lunas desde su antiguo hogar, en la pequeña aldea situada más allá de la cadena montañosa a la que los griegos, llamaron cuarenta siglos más tarde “Atlas” en honor al titán hijo de Urano, condenado a sostener el peso del…

Ver la entrada original 2.799 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s